Alimentación y autismo

Alimentación de los niños con Autismo

Alimentación en el Autismo

Si queremos hablar de la alimentacion en el autismo es vital decir primero algo sobre la patología. El autismo como tal, no es una condición única, el DMS-IV(Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales IV) lo agrupa dentro de un grupo de trastornos que se han descrito en conjunto como Trastornos del Espectro Autista (TEA), estos incluyen al Síndrome de Asperger, al Trastorno Desintegrativo Infantil y al Trastorno Generalizado del Desarrollo no Especificado, pero el autismo es el grado más avanzado o complejo, es provocado por anomalías en el sistema nervioso central que causa alteraciones sociales, afectivas, lingüísticas, y la presencia de patrones comportamentales.

Factores de riesgo para desarrollar autismo:

El autismo no tiene una causa específica, su etiología puede ser multifactorial, sin embargo se sabe que hay varias situaciones que pueden predisponer más a la presencia de esta condición.

*Puede tener cierta base genética, cuando existen alteraciones en diversos genes o mutaciones.
*Agentes infecciosos y ambientales: determinadas infecciones o exposición a ciertas sustancias ( insecticidas o químicos) durante el embarazo pueden provocar malformaciones y alteraciones del desarrollo neuronal.

Signos y síntomas del autismo:

Estos se manifiesta durante los primeros 3 años de vida, generalmente, se hace notoria la presencia de falta de contacto visual del niño cuando lo llaman, no muestra interés por jugar con otros niños, hay un retraso en el habla, pueden mostrar una falta de apetito, o preferencia hacia ciertos alimentos.

Niños con Autismo y su Alimentación
Alimentacion en el Autismo, Imagen obtenida de, https://autiwoonzorg.be/la-importancia-de-la-alimentacion-en-los-ninos-con-autismo/

Como se ve afectado el estado nutricional en el autismo

Los niños que presentan autismo generalmente tienen mayor sensibilidad en los sentidos del gusto y olfato, provocando que sean muy selectivos en su alimentación, al preferir o rechazar ciertos alimentos debido a su color, sabor o textura.

Pueden tener además un horario y una rutina de comida establecida, y cualquier modificación que se realice en ella puede alterar aún más sus patrones alimenticios. Esto puede impedir que realicen comidas completas , que lleven una dieta que sea equilibrada , variada y nutricionalmente no logren cubrir todos sus requerimientos.

De igual forma a veces pueden presentar problemas gastrointestinales a causa de:

Alergia a ciertos alimentos: es una respuesta inmune del organismo cuando entra en contacto con el alérgeno contenido en un determinado alimento, produciendo un efecto negativo sobre la salud, desde signos que podemos notar en la piel como erupciones, molestias digestivas y problema gastrointestinales ( dolor abdominal, inflamación , gases , diarrea, vomito, náuseas).

Intolerancias: la más común se relaciona con el consumo de productos lácteos, como lo es la intolerancia a la lactosa, a causa de una deficiencia enzimática de una enzima ( lactasa) que no permite que se digiera adecuadamente provocando así, síntomas gastrointestinales.

Las alergias e intolerancias no siempre se manifiestan en niños con autismo, sin embargo algunas investigaciones mencionan que los niños que tienen este trastorno son más propensos a padecerlas.

Recomendaciones Nutricionales en el Autismo:

Primero que nada, la alimentación y nutrición es solo una parte del tratamiento multidisciplinario que se recomienda que tenga un niño bajo esta condición, es importante acercarse con un profesional de la salud que pueda orientar a la familia para que poco a poco se pueda ir mejorando el estado nutricional y la calidad de vida del niño.

Algunas recomendaciones o posibles soluciones que se pueden brindar son las siguientes:

De manera gradual tratar de introducir otros alimentos a la dieta del niño, pero no forzarlo a consumirlos si no quiere, de ser así, Intentar sustituirlos por otros que tengan el mismo aporte nutricional pero diferente textura o color.

Intentar modificar o mezclar las texturas de los alimentos, por ejemplo, si no toleran alimentos sólidos, un día ofrecer puré, luego mezclar el puré con algún trozo triturado, etc.

Observar la tolerancia del niño frente a ciertos alimentos, verificar que después de ingerir algún alimento no presente síntomas gastrointestinales( diarrea, flatulencias, inflamación o dolor de estómago). En caso de que presente alguna alergia o intolerancia, buscar orientación de algún profesional para sustituir esos alimentos por otros similares tanto organoléptica como nutricionalmente que puedan ser tolerados por el niño.

autismo y asperger
Autismo, imagen obtenida de, http://elestimulo.com/bienmesabe/como-puedes-ayudar-a-los-ninos-con-autismo/

Dieta libre de gluten y caseína.

El gluten es una glicoproteína que se encuentra en la semilla de cereales, sobretodo en el trigo, la cebada, el centeno, y la avena. Debido a las propiedades de consistencia y elasticidad que tiene al utilizarse para la elaboración de ciertos productos procesados, es muy común que esté presente en la mayoría de ellos, como pan, galletas, pasteles, pastas, cereales.

La caseína es una fosfoproteína presente en la leche y sus derivados, es la sustancia encargada de producir la cuajada que se utiliza en la elaboración de quesos. Además puede estar presente en mantecas, mantequillas, margarinas, cremas, natillas entre otros productos.

Algunos estudios dicen.

Algunas investigaciones han señalado ciertas teorías donde establecen que existe una relación entre el consumo de caseína y gluten con alteraciones en los niños con autismo que van desde alergias, intolerancias alimenticias y efectos opiáceos de estos alimentos. Estos últimos debido a un déficit enzimático del intestino del niño y una pared intestinal demasiado permeable que impiden la correcta digestión de proteínas, dando como resultado sustancias que podrían atravesar la membrana intestinal y pasar al torrente sanguíneo y al cerebro, actuando como opiáceos, llevando a alteraciones en el comportamiento, las emociones y la percepción del niño.

Se ha considerado que la eliminación en la dieta tanto del gluten como de la caseína, es una intervención eficaz para que los niños puedan mejorar ciertos síntomas gastrointestinales y otros que tienen relación con problemas cognoscitivos, de comportamiento y de destrezas sociales que enfrentan como la hiperactividad, la interacción social y habilidades de comunicación y de funcionamiento cognitivo.

Fuentes Consultadas

Reynoso M ,Rangel, M & Virgilio, M. (2016). El trastorno del espectro autista: aspectos etiológicos, diagnósticos y terapéuticos. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 2, 214-222. https://www.medigraphic.com/pdfs/imss/im-2017/im172n.pdf

Audisio, A. (2013). Mejora de los síntomas del autismo y evaluación alimentaria nutricional luego de la realización de una dieta libre de gluten y caseína en un grupo de niños con autismo que acuden a una fundación. Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria, 3, 39-47.
https://revista.nutricion.org/PDF/333glutencasein.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *