tipos-de-lupus

¿Qué es el LUPUS?

¿Qué es el LUPUS?

El Lupus es una enfermedad AUTOINMUNE lo que significa que el propio sistema inmunitario destruye y/o ataca a  células y tejidos del cuerpo. También es una enfermedad INFLAMATORIA y de carácter SISTÉMICO ya que suele afectar a varias partes del cuerpo, tales como riñones, piel, mucosas, articulaciones, pulmón, cerebro, corazón y de forma hematológica. Hasta el momento se desconoce la causa principal de esta enfermedad.

que-hacer-si-tengo-lupus

¿Existen diferentes tipos de LUPUS?

La respuesta es sí, existen 4 tipos de lupus:

LUPUS ERITOMATOSO SISTÉMICO:

Es el tipo más común de lupus y el que la mayoría de la gente identifica como lupus. Este tipo de lupus puede ser leve o llegar a tener consecuencias graves como daño en los riñones y pulmones.

LUPUS ERITOMATOSO CUTÁNEO:

Como su nombre lo dice, este afecta solo a la piel provocando erupciones con volumen, escamosas y rojas. A este tipo de erupciones se les conoce como erupciones discoides ya que  afectan el área en forma de disco o círculos. Otro tipo de erupción es la que se conoce como forma de “mariposa “; al presentarse sobre las mejillas y puente de la nariz. También la pérdida de cabello y cambios en la pigmentación de la piel son síntomas de lupus cutáneo.

LUPUS INDUCIDO POR MEDICAMENTOS:

Comparte signos y síntomas del Lupus Eritomatoso Sistémico. Los medicamentos más comunes que pueden llegar a causar este tipo de lupus son los siguientes: hidralazina el cual es un fármaco utilizado para tratar la hipertensión arterial; Isoniacida, utilizado para tratar la tuberculosis y la Procainamida utilizado para el tratamiento de las arritmias.  Este tipo de Lupus suele desaparecer después de  6 meses de suspender el uso de los medicamentos.

LUPUS NEONATAL:

Es muy poco común este tipo de lupus y afecta a bebés de madres que padecen lupus. Ocurre por el paso de anticuerpos causantes de lupus a través de la placenta. Los síntomas que puede presentar el bebé son lesiones cutáneas, problemas hepáticos, hematológicos como anemia y en menor proporción podrían  desarrollar un defecto cardiaco. Los síntomas suelen desaparecer por completo en algunos meses.

Estadísticas relacionadas al Lupus

Se estima que alrededor de 5 millones de personas en el mundo sufren de Lupus. Esta enfermedad se puede presentar en ambos sexos y cualquier grupo de población pero predomina en el sexo femenino en edad fértil. La edad en la que suele presentarse con mayor frecuencia esta enfermedad es entre los 15 y 40 años de edad. Según datos disponibles la incidencia de LUPUS es de 16,000 casos nuevos por año.

Factores de riesgo para desarollar Lupus

Como se mencionó anteriormente esta  enfermedad suele predominar en el sexo femenino en edad reproductiva, otro factor de riesgo que podría aumentar el riesgo de desarrollar lupus es la edad aunque suele afectar a toda las edades, se presenta  con mayor frecuencia en personas de entre 15 y 40 años de edad. También la raza es un factor de riesgo ya que el LUPUS es más frecuente en afroamericanos, hispanos y en los asiáticos-americanos. Por último la genética o antecedentes familiares pueden influir en el desarrollo de la enfermedad ya que familiares de personas con lupus, tienen entre 5 y 13 % de probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Etiología del Lupus

El LUPUS es una enfermedad AUTOINMUNITARIA , es decir,  el sistema inmunitario ataca a tejido sano del cuerpo. Sin embargo la causa principal o etiología de esta enfermedad aún es de origen desconocido.

Manifestaciones clínicas del Lupus

El LUPUS suele afectar muchas partes del cuerpo, por lo cual los síntomas son extensos dependiendo del tejido  u órgano que esta  afectando la enfermedad.

Manifestaciones articulares:

Son de las primeras afectaciones que tiene esta enfermedad. La mayoría de los pacientes desarrollan artritis principalmente en las manos y de manera no erosiva.

Manifestaciones mucocutáneas:

Entre las que se encuentran el eritema malar (forma de mariposa) que se relaciona con la fotosensibilidad, además se pueden presentar síntomas  como úlceras en la piel, alopecia y ampollas. Con menor frecuencia se presentan púrpura y urticaria.

Manifestaciones renales:

Es una de las manifestaciones más graves y se presentan en forma de nefritis, síndrome nefrótico que pueden progresar a hasta una enfermedad renal terminal.

Manifestaciones neurológicas:

El LUPUS afecta tanto el SNC como el SNP. Los síntomas abarcan dolor de cabeza, depresión, enfermedad cerebrovascular, convulsiones, ansiedad y disfunción cognitiva,  entre otras.

Manifestaciones cardiovasculares:

La más frecuente es la pericarditis seguida de la enfermedad arterial coronaria.

Manifestaciones pulmonares:

En estas se incluyen pleuritis, neumonitis intersticial e hipertensión pulmonar, entre otros.

como-curar-el-lupus

Síntomas gastrointestinales:

Todo el sistema gastrointestinal puede ser afectado por el Lupus. Puede causar una enfermedad esofágica como el reflujo, pancreatitis, enfermedad hepática y vasculitis mesentérica. Algunos de las manifestaciones que se presentan pueden ser secundarios al tratamiento tales como vómito,  náuseas, gastritis, úlceras, diarrea y estreñimiento.

Manifestaciones hematológicas:

Las más comunes son la anemia, leucopenia y trombocitopenia.

Fenómeno de Raynaud:

Es un síntoma frecuente en los pacientes con Lupus el cual consiste en el enfriamiento y cambio de color en los dedos de las manos y los pies como resultado de la exposición al frío. También puede afectar orejas, labios y nariz. Aunque es normal que esto ocurra , las personas con Lupus son demasiado sensibles a las bajas temperaturas.

¿Cómo se diagnostica el Lupus?

Debido a que los  signos y síntomas que se presentan en esta enfermedad no son específicos de la misma, son diversos y se manifiestan de manera progresiva, puede ser difícil establecer un diagnóstico.

Se deben valorar los síntomas que presenta el paciente,generalmente se presentan de manera más frecuente, astenia, pérdida de peso ( <10%) y fiebre.

El colegio Americano de Reumatología publicó una lista de síntomas para ayudar a diferenciar  el lupus de otras enfermedades y poder hacer un diagnóstico de la misma.

Para ayudar a la confirmación del diagnóstico, en conjunto con las manifestaciones clínicas, se pueden realizar algunos exámenes de laboratorio:

*Análisis de sangre, se puede solicitar un hemograma completo( glóbulos rojos, blancos, hemoglobina, hematocrito y plaquetas), los resultados indican generalmente, un recuento bajo de glóbulos blancos o de plaquetas.

*Prueba de anticuerpos antinucleares: Los anticuerpos son proteínas sintetizadas por los linfocitos, para neutralizar las sustancias extrañas que ingresan al organismo, como virus y bacterias. Cuando se tienen una enfermedad autoinmune se desarrollan anticuerpos que pueden hacer que el cuerpo comience a atacarse a sí mismo y hacerse daño, la mayoría de los pacientes que padecen lupus desarrollan este tipo de anticuerpos denominados  anticuerpos antinucleares (AAN), por lo que se realiza esta prueba de laboratorio y si el resultado es positivo es un indicio para pensar en establecer un diagnóstico de la enfermedad.

*Prueba de anticuerpos anticuerpos anti-ADN: un nivel elevado de estos anticuerpos en sangre  se asocia fuertemente a lupus.

*Análisis de orina para descartar cualquier afección  renal.

*Pruebas que aumentan cuando hay inflamación: Velocidad de sedimentación globular (VSG), proteína C reactiva.

¿Prevención del Lupus?

Lamentablemente el lupus es una enfermedad autoinmune cuya etiología aún se desconoce, por lo que no se puede prevenir, se recomienda llevar un estilo de vida saludable, hacer ejercicio con regularidad y eliminar hábitos negativos como el alcohol y tabaco.

lupus-mujeres

Tratamiento médico

El tratamiento puede variar dependiendo de cada persona, de los síntomas que presente, de la gravedad de la enfermedad y de especificamente que órganos o funciones del cuerpo esté afectando.

Por lo general se utilizan medicamentos para controlar la hiperactividad del sistema inmune como los corticosteroides, estos disminuyen los síntomas relacionados con la inflamación, dentro de este grupo  la prednisona es el esteroide más comúnmente recetado. Los que se manejan en forma de cremas o gel, se utilizan para tratar el lupus cutáneo.

Otro tipo de medicamentos que generalmente se utilizan a la par con los esteroides para disminuir la inflamación, son los antimaláricos, los ejemplos más comunes de estos utilizados en lupus son la  hidroxicloroquina y la cloroquina.

Cuando los pacientes no toleran los corticosteroides, o tienen manifestaciones más graves de la enfermedad se utilizan los inmunosupresores, los más comunes son el metotrexato, la azatioprina, la ciclofosfamida y el micofenolato.

Los antiinflamatorios más utilizados para tratar el dolor son los antiinflamatorios no esteroides (AINEs).

Importancia de la Nutrición en LUPUS

Se recomienda que las personas que padecen esta enfermedad lleven una dieta equilibrada y sana, que incluya alimentos que sean favorables para el sistema inmune, y que dependiendo de los síntomas que presenten o qué órgano está afectado, se individualice la dieta y se recurra a la ayuda de un profesional que les pueda orientar y les brinde un plan de alimentación específico ,algunos medicamentos empleados para tratar los síntomas del lupus como los corticosteroides, pueden ocasionar efectos secundarios que impactan en el estado nutricional, ya que tienen a producir un aumento de peso, retencion de liquidos, redistribución de la grasa corporal , también se puede ver afectado el metabolismo con un aumento del colesterol, y una resistencia a la insulina.

Por ejemplo si el paciente padece hipertensión arterial, o se ven afectados los riñones, se tienen que restringir algunos micronutrientes, llevar una dieta restringida en sodio, así como controlar el peso mediante la energía requerida ya que estas personas tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

una dieta rica en alimentos que contengan omega 3, vitaminas A, D y antioxidantes como vitamina E y selenio, puede ser beneficiosa para este tipo de pacientes.

Un alimento que se debe evitar es la alfalfa, ya que esta tiene un aminoácido llamado L-canavanina que ocasiona que el sistema inmune se vuelva más activo, y en los pacientes con lupus que tienen controlada la enfermedad, con el consumo de este alimento se podría reactivar o empeorar los síntomas, este aminoácido se encuentra presente también en algunas leguminosas como en la soya, garbanzo, lentejas y frijoles las cuales, un profesional de salud podría indicar si es aconsejable consumirlas, evitarlas o reducir su ingesta.

Diversas investigaciones han establecido que las personas que padecen esta enfermedad presentan un aumento en la pérdida ósea y son más propensos a padecer osteoporosis , los medicamentos, así como el dolor y falta de ejercicio son factores que pueden desencadenar más rápido este padecimiento, por lo que aparte de la vitamina D, es esencial también llevar una dieta con alimentos ricos en calcio.

De igual forma se pueden presentar síntomas gastrointestinales debido a los medicamentos como náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento, que con modificaciones en la dieta y estilo de vida se pueden controlar.

Fuentes:

Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Lupus Eritematoso Sistémico. Guía de Práctica Clínica sobre Lupus Eritematoso Sistémico. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Servicio de Evaluación del Servicio Canario de la Salud; 2015. Guías de Práctica Clínica en el SNS.

Lupus Foundation of America. (2013). Análisis de laboratorio para el lupus. diciembre 25, 19, de Lupus Foundation of America Sitio web: https://www.lupus.org/es/resources/analisis-de-laboratorio-para-el-lupus

Diagnóstico y Tratamiento de Lupus Eritomatoso Mucocútaneo , México; Secretaría de Salud, 2011

López, B & Bermejo, L. (2017). Nutrición y trastornos del sistema inmune. Nutrición Hospitalaria, 34

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *