por-que-da-la-vulvovaginitis

¿Qué es la Vulvovaginitis?

¿Qué es la Vulvovaginitis?

Según la terminología médica, la vulvovaginitis significa que hay un proceso inflamatorio vía vaginal y en los genitales externos que recibe el nombre de vulva (labios mayores y labios menores, clítoris, meato urinario y el introito vaginal).

¿Cuáles son las causas de la Vulvovaginitis?

Pueden existir diferentes causas que la originan y dependen puntualmente de:

  • Si es mujer en edad fértil o no
  • Cambios hormonales
  • Embarazo
  • ETS
  • Cuerpos extraños
  • Defecto o exceso de higiene
  • Desequilibrio en la flora vaginal y cambios de pH
  • Ropa interior de material sintético
  • Irritación por productos de higiene personal
como-se-trata-la-vaginitis
la vaginitis es una infección que irrita las paredes vaginales

¿Cómo está compuesta la Flora Vaginal?

Está compuesta por una microbiota constituída en su mayoría por Lactobacillus, son bacterias producen ácido láctico, que mantiene la acidez vaginal en un pH de 4 o 5. Estas bacterias compiten contra otras potencialmente patógenas, por lo que su presencia es indispensable para la correcta salud vaginal y su desequilibrio podría originar diferentes infecciones vaginales.

¿Cómo afectan a las mujeres según su edad?

En las niñas, puede deberse a la contaminación por el tracto digestivo mediante materia fecal o las propias bacterias pertenecientes a él, por limpiarse de atrás hacia adelante, por infecciones parasitarias que suelen padecer como los oxiuros, que suele causar prurito anal y al tocarse los genitales sin lavarse las manos, podría causar infecciones, otros casos puede ser la introducción de cuerpos extraños, como papel higiénico, juguetes o por abuso sexual donde suelen haber enfermedades de transmisión sexual.

En mujeres en edad fértil, puede ser originado por los distintos cambios hormonales que padece la mujer durante el ciclo menstrual, por el embarazo, el uso de duchas vaginales, espermicidas, por ETS, tampones que no se retiran por mucho tiempo lo que daría lugar a que proliferen bacterias, por el uso de antibióticos destinados a combatir otras infecciones que pueden ser nocivas tanto para la flora del sistema digestivo como para la flora vaginal

En las mujeres menopáusicas la producción de menos cantidad de las hormonas estrógeno y progesterona, causa cambios del pH vaginal de 6,5-7, por lo que son más propensas a infecciones vaginales y a lesiones debido a la pérdida de la elasticidad vaginal, a la sequedad y al adelgazamiento,  también puede ocurrir debido a incontinencias urinarias y fecal que contaminan y mantienen húmedos los genitales.

¿Cuándo contactar al médico?

Si notas cambios en tu flujo, de color, espesor u olor y acompañado al cambio de flujo hay picazón en la vulva, malestar al orinar y dolor durante el acto sexual.

¿Diagnóstico?

Mediante el examen vaginal, el ginecólogo podría observar inflamación y enrojecimiento de la cavidad vaginal, del cuello uterino y tomar una muestra del flujo para analizar qué microorganismo está causando la afección.

tratamiento-de-la-vulvovaginitis
qué es la vulvovaginitis, como tratarla y cuando ir al médico

Prevención

Se puede prevenir de diversas maneras:

  • Cuando vas al baño, recuerda siempre limpiarte de adelante hacia atrás
  • usar ropa interior de algodón
  • no usar ropa muy apretada
  • cambiar siempre que las prendas interiores estén húmedas
  • no usar toallas higiénicas ni protectores que contengan perfume 
  • cambiarse los tampones cada 4 o 5 horas como máximo 
  • no tener múltiples parejas sexuales
  • el uso de métodos anticonceptivos de barrera como los preservativos
  • evitar las duchas vaginales
  • solo higienizar la vulva, ya que la vagina se limpia sola y el uso de productos de higiene que tienen pH diferente a la vagina podrían causar irritaciones o lesiones que serían puertas de entrada para diferentes microorganismos.

¿Cuál es el tratamiento de la Vulvovaginitis? 

Depende de su causa el médico puede recomendar tratamientos farmacológicos y no farmacológicos.

Entre los métodos no farmacológicos se encuentra baños de asiento con agua tibia y bicarbonato, el uso de agua fría o hielo tópico. También se pueden consumir alimentos que contengan lactobacillus como los lácteos y sus derivados, en especial el yogur.

En el caso del tratamiento farmacológico, si es causado por bacterias el tratamiento recomendado son antibióticos, tanto tópicos como sistémicos, que contengan por ejemplo gentamicina y betametasona vía vaginal, o betametasona+gentamic.+miconazol en forma de crema para aliviar los síntomas, aplicando en la vulva.

Si la infección está originada por un hongo, el tratamiento recomendado será anti fúngicos tópicos, que contengan miconazol o clotrimazol.

Si el origen de la infección es por un parásito como la Trichomona, el tratamiento será un antiparasitario tópico y sistémico tanto para la mujer como para su pareja sexual., que contengan tinidazol o metronidazol.

El uso de antihistamínicos para aliviar el prurito y la inflamación que contengan calamina+difenhidramina.

También se puede recomendar consumir en comprimidos vía oral y también por vía vaginal lactobacilos, para ayudar a reestablecer el pH y la flora vaginal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *