que-pasa-si-me-corto-un-lunar

¿Qué pasa si me CORTO UN LUNAR?

¿Estás preocupado porque te cortaste un lunar?

Has llegado al lugar correcto, donde encontrarás información precisa, libre de especulaciones para que puedas abordar correctamente tu problema, o resuelvas la situación de alguien que te interesa.

Somos Salud y Vida Blog, y en este post revisaremos las consecuencias de cortarse un lunar, pero también te brindaremos cierta información sobre qué son, cuáles son los cuidados que debes tener, y cuándo es hora de acudir al médico.

Quédate con nosotros y descubre los aspectos más importantes de estas protuberancias, que pueden llegar a ser muy sexys para unos, o causa de vergüenza para otros.

Suscríbete a nuestro canal y presiona la campanita, para que te mantengas informado de buenos consejos para el cuidado de tu salud y bienestar.

PRIMERO LO PRIMERO…

 ¿Qué es un lunar?

Los lunares son protuberancias o manchas en la piel, formadas por grupos de melanocitos, los cuales se encargan de producir los pigmentos de la piel, por eso los lunares suelen ser más oscuros que el resto de la piel circundante, y son la característica más común de nuestra piel. En promedio los seres humanos solemos tener entre 10 y 40 lunares en todo nuestro cuerpo.

¿Qué pasa si me corto un lunar?

Muchas personas van a la peluquería o al barbero y se llevan la sorpresa de que su estilista les ha cortado un lunar. O en algunos casos se han infringido esta herida mientras se afeitaban o hacían algún tipo de cuidado personal. Cuando esto sucede no debe ser motivo de preocupación si en realidad se trata de un lunar; y si lo has hecho sangrar, ninguna de estas maniobras redundará en un peligro para tu salud o lo transformará en un tumor maligno, como dicen algunos dichos populares.

como-saber-si-tengo-un-lunar-cancerigeno

¿Cómo saber si un lunar es peligroso?

Antes de preocuparte por el corte de un lunar extraño, debes identificar cuándo se trata de un lunar y cuáles son las características que tiene. La mayoría de estas peculiares manchas benignas son de color marrón o negro, y en ciertos casos ni se notan porque pueden llegar a mimetizarse con el color de la piel. Casi todos los lunares presentan reacciones a los cambios hormonales, así que no debes preocuparte demasiado si alguno de ellos presenta pequeñas variaciones.

¿Cuándo debo preocuparme?

En algunos casos es recomendable visitar al dermatólogo cuando los lunares presentan cierta asimetría, es decir, que si los cortáramos a la mitad, una parte no sería igual a la otra.

Otra señal de que debes ir al doctor es cuando el borde del lunar presenta una forma irregular. El galeno determinará los estudios que debes hacerte para identificar el problema.

Y en ciertos casos, si ves que tu lunar tiene más de tres colores también es señal de que algo está pasando en esa zona de tu piel, y ha llegado la hora de visitar a tu médico de confianza.

¿Qué significan los lunares abultados?

Existen lunares que son un poco más abultados que los demás, en estos casos conviene saber en qué etapa de la vida has experimentado un crecimiento del lunar, porque en la pubertad y el embarazo suelen producirse estos pequeños cambios. También la sobreexposición a los rayos solares no es favorable para los lunares o pecas, si los tienes en la cara o partes del cuerpo expuestas, te recomendamos uses un buen bloqueador solar.

¿Qué cuidados hay que seguir después de quitar el lunar?

Lo que pasó, pasó… Si ya te cortaste el lunar ahora debes tener algunos cuidados para sanar la zona resentida o afectada. En primer lugar, no debes colocar lociones ni ungüentos sin prescripción facultativa. Trata de lavar el área y no tocarla por algún tiempo, el proceso de cicatrización natural de la piel es una maquinaria perfecta, lo más seguro es desinfectarlo y cubrirlo con alguna gasa que permita cierta ventilación, eso bastará para sanarlo.

Si el caso es que el lunar fue extirpado, y tiene puntos de sutura, procura que nada haga presión sobre la zona afectada, los puntos se podrán abrir y causar una infección.

Protege bien la herida e intenta cubrirla con alguna envoltura impermeable al momento de bañarte.

Ten paciencia, la cicatrización de lunares grandes tardará de dos a tres semanas en sanarse.

¿Qué pasa si un lunar duele?

Por lo general los lunares no deben doler, ni picar, si sientes algunos de estos síntomas es hora de visitar a un especialista. Los lunares que requieren un estudio por lo general son mayores a los 6 milímetros, pero recuerda que, si hay muchas sensaciones y coloración extraña, es bueno diagnosticar el problema a tiempo.

 

Esperamos que esta información te haya sido útil, si quieres recibir más contenidos que respondan tus interrogantes de salud y cuidados que aumenten tu calidad de vida, no olvides suscribirte a nuestro canal y presionar la campanita para recibir notificaciones cuando publiquemos un nuevo contenido.

Hasta la próxima … Pero no te vayas sin llevarte la frase del día:

 

El lunar es el punto final del poema de la belleza.

Ramón Gómez de la Serna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *