remedios-caseros-para-el-dolor-de-garganta

Remedios caseros para el dolor de garganta

Hola qué tal ¿Cómo estás? O, mejor dicho: ¿Cómo te sientes? Porque si has llegado hasta aquí es posible que tengas alguna molestia, o estés buscando aliviar la dolencia de alguien que te importa.

Déjame decirte que has dado un paso en la dirección correcta, porque en este video hablaremos de los Remedios caseros para el dolor de garganta, y qué hacer mara mitigar esa molesta sensación que a veces te priva hasta las ganas de hablar o de comer.

Acompáñanos hasta el final del video, aprende todas las recetas y al final recibirás un consejo para hacer lo correcto en el tiempo indicado.

Cuidar la garganta es vital para la salud integral de tu cuerpo, considérala como una tubería demasiado importante para el organismo; por ella pasa el aire y los alimentos que te mantienen vivo, además, esa linda voz que te gastas… se produce gracias a las cuerdas vocales, cuyo lugar de origen es también… la garganta.

La “faringitis”; qué es una de las causas más comunes de dolor de garganta, puede tratarse con una gran cantidad de remedios caseros y naturales, a los que puedes recurrir en una primera etapa, y en muchos de los casos, son suficientes para aliviar y desaparecer completamente esa irritante molestia. Pero si notas otros síntomas, como la fiebre o inflamación, debes recurrir a tu médico para una evaluación profesional.

Si ese no es tu caso, toma nota de los siguientes consejos y pon en práctica estas buenas recetas para que sientas alivio y tranquilidad:

Tomar mucho líquido y bebidas calientes

La mayoría de las irritaciones de la garganta se presentan en la mañana, pues es muy común que se irrite por causa de problemas durante el sueño, o el efecto de un ventilador o aire acondicionado que reseque las vías respiratorias.

Generalmente los líquidos, como el agua y jugos naturales, son suficientes para humedecer la faringe y eliminar la sensación de resequedad. También un té de canela, jengibre o miel, a una temperatura ligeramente tibia, causarán un agradable alivio mientras descienden por tu garganta. Además de llevarse al estómago y tracto digestivo muchos de los patógenos que se encuentren alojados allí, para que sean destruidos por los ácidos digestivos.

Repite estas tomas varias veces durante el día, sin preocuparte por las cantidades; recuerda que el cuerpo humano necesita hidratarse y tomar 8 vasos de agua diariamente puede ayudarte mucho, y es muy común ver que las personas no guardan esta importante costumbre…

Hacer gárgaras con sal

La sal es un remedio casero con buenas cualidades antisépticas, muy efectivo para combatir la mucosidad en la garganta.

Prepara medio vaso de agua con una cucharadita de sal, haz pequeñas tomas y gargarea durante unos 15 segundos. Ten cuidado de no tomar el líquido, pues el exceso de sal puede ser nocivo para el organismo, sobre todo para personas hipertensas y con problemas cardíacos.

Tómate una sopita de pollo

Si hay algo mejor que recuperar la salud, es hacerlo con gusto, puedes echar mano de toda tu creatividad y preparar una sopa con pollo y algunas verduras blandas que no molesten para tragar. O un super caldo con pequeños aliños como el perejil y cilantro que le dan ese toque especial. Además, este remedio es la fusión perfecta de las dos recomendaciones anteriores: Tiene los líquidos, es una bebida caliente y tiene sal…

Usa un vaporizador

Si tu dolor de garganta está vinculado con la gripe, puedes usar un vaporizador; el cual es un aparato que te ayudará a disolver las mucosas o deshacerte de ellas con mayor facilidad.

Funciona de manera sencilla, produciendo vapor de agua para que lo inhales por la nariz y la boca, pero si no dispones del artefacto, te doy un “Tip” alternativo:

Toma una olla mediana y agrégale 200 ml de agua limpia, déjala hervir, sácala y colócala en una mesa -cuidando de poner debajo una tabla para no quemar tu bello mueble- y con una toalla, cubre tu rostro por encima de la olla e inhala el vapor; eso funcionará de la misma forma que lo hace el aparato.

Pero ten cuidado de no hacerlo apenas saques la olla de la cocina, porque el vapor estará muy caliente. Espera un tiempo prudencial, midiendo la temperatura colocando la mano a una altura respetable. Cuando el vapor tenga una temperatura tolerable es el mejor momento para empezar las inhalaciones.

Date una ducha tibia

Generalmente la fuente de tu dolor de garganta es la gripe. Una ducha tibia relajará los músculos de tu cuerpo, incluyendo los del cuello, que se ponen tensos por causa de la dolencia.

Cuando te bañes, relájate y disfruta del agua tibia, recuerda que la mente juega un papel importante en la salud de tu sistema inmunológico, y en la medida que te olvides del dolor, le das opciones al cuerpo para empezar la sanación.

No te estreses

Desde el año 2020 hay cierta tendencia a alarmarse cuando aparecen síntomas asociados con el sistema respiratorio, todos sabemos que nadie debe descuidarse con el COVID-19, pero a menos que tus síntomas empeoren, o sientas fiebre, pérdida del olfato, gusto, fatiga o dificultades respiratorias… No tienes por qué pensar que tu dolor de garganta es una señal de contagio.

Si sientes alguna molestia, en lugar de Preocuparte… Ocúpate; pon en práctica estos consejos, y si ves “algo más” que no te gusta, siempre puedes llamar o visitar a tu médico de confianza para que te dé las indicaciones que tu caso particular requiere.

Recuerda la frase de Vincent Voiture:
“El secreto para tener buena salud es que el cuerpo se agite y que la mente repose”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *